ARBOLES, SU ENERGIA SANADORA

Si tuviéramos que elegir una sola palabra que definiera la ayuda que al ser humano le puede aportar un árbol, seria: FUERZA.

Del Reino Vegetal, el Árbol representa la Fuerza de la Vida.

El Árbol es en sí mismo un ser completo por participar holísticamente de todos los Elementos:

  • La semilla de la que nace es un resonador cósmico en el sentido de que contiene potencialmente toda la fuerza que desplegará en su crecimiento convirtiéndose en un maravilloso árbol.
  • Sus raíces estarán en conexión permanente con la tierra, le aportarán arraigo, estabilidad, firmeza, nutrición, agua y fuerza a lo largo de toda su longeva vida.
  • Su tronco le hará erguirse hacia el cielo para que sus ramas, hojas, flores y  fruto prosperen y de ésta manera participe en el medio en el que crece relacionándose con la lluvia, el viento y sobre todo, el sol.

ARBOLES SU ENERGIA SANADORA

La fuerza del árbol es la Fuerza de la Vida.

La palabra sabiduría viene de SAVIA.

La palabra hoja, de las hojas de los libros y cuadernos, deriva del empleo que se le dio al primer lenguaje puesto por escrito de manos de druidas, que grababan con ramitas puntiagudas sus símbolos o letras rúnicas en el envés de las hojas caídas de los árboles.

Pertenecer a un árbol genealógico donde se van colocando los apellidos familiares, los linajes en las ramas de un árbol, simboliza una guía excelente para definir que pertenecemos a un mismo “tronco”.

La profesión elegida y su determinada función o especialidad se denomina: rama.

Los ejemplos de la influencia y conexión con el reino vegetal es muy enriquecedor en todas las culturas de todos los países ya que los  primeros asentamientos de comunidades humanas fueron en lugares de árboles, arboledas. Y los primeros templos donde la comunidad se reunía para honrar a sus Diosas y Dioses, era al aire libre, precisamente en arboledas.

De mi curso: HIERBAS MAGICAS. MODULO: ARBOLES
©Nina Llinares. Deseo que te haya gustado.
Más información en el apartado cursos presenciales y on-line en esta misma web.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *