STONEHENGE

STONEHENGE quiere decir “piedra colgante”. Sin embargo, su nombre pagano es EL BAILE DE LOS DIOSES.

Este nombre se lo dieron los lugareños de tiempos antiguos que no llegaban a comprender como algunos hombres y mujeres –druidas y druidesas-, en días muy especiales (solsticios y equinocios), se situaban en el centro del circulo de piedras, en una posición determinada, emitiendo unos cantos, que empezaban como susurro e iban aumentando de agudos a graves y se convertían en bellos cantos que elevaban la frecuencia molecular de sus células y, sus cuerpos energéticos cobraban fuerza, luz, color y que, ante la asombrada mirada de las gentes de los alrededores del lugar, les permitían acceder a dimensiones paralelas llegando a desaparecer. Lo cual era tomado como una especie de baile (como en la película Matrix) y literalmente desaparecía. Tal portento lo relacionaban con poderes divinos y de ahí el nombre antiguo de Baile de los Dioses.

El circulo de piedras de Stonehenge tiene una antigüedad difícil de saber; se supone que se corresponde con la Era del Neolítico (veinte siglos antes del nacimiento de Jesucristo), y en el año 1986 fue proclamado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. Se encuentra en la zona de Salisbury, en Inglaterra.

Es un conjunto circular de piedras que forman un total de cuatro círculos concéntricos, de las que podemos observar, las que aún se conservan en pie, dimensiones descomunales; algunas de ellas pueden pesar hasta 50 toneladas. Como pudieron ser alzadas, sigue siendo un misterio. (Incluso hay quien afirma que este conjunto megalítico fue realizado con poderes mágicos de teletrasportación por el mismo mago Merlín).

También sigue siendo un misterio como fue construido y para qué. Aunque se supone que era un lugar de rituales y ceremonias relacionadas con las constelaciones y las posiciones de la luna y el sol.

Hoy en día se ha convertido en un lugar para admiración turística. Sin embargo, en cada viaje, meses antes de la fecha prevista, trato de concertar un visita para el grupo y poder llegar antes del horario de turistas para poder disfrutar (y sentir) la energía de estas piedras llamadas azules, (son paramagnéticas, es decir capacitadoras del campo bioenergético –aura-, y su poder vibracional se puede sentir mucho más si nos situamos lo más  cerca posible de ellas) y que de esta manera podamos entrar dentro del circulo de piedras.

Más información en mi web: www.viajesavalonsagrado.com
©Nina Llinares
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *